La música en los juegos y su evolución

Una persona se encuentra disfrutando de un juego por medio del Casino Epoca App y, al finalizar, no puede sacar de su mente alguna de las canciones contenidas en dicho juego. Esta tendencia ha crecido enormemente hoy en día, con compañías lanzando álbumes de música de diversos videojuegos, debido a su popularidad, y esto no es de extrañar.

Desde sus orígenes, los creadores de juegos de video han puesto un gran esfuerzo en la música que acompaña y ameniza los juegos. Por supuesto, un videojuego debe representar horas y horas de diversión, por lo que la música en él debe ser agradable y no causar hartazgo en los jugadores que, de otro modo, podrían abandonar el juego únicamente para no tener que escuchar su música. La música de los videojuegos es, entonces, una importante inversión que los desarrolladores deben tener en cuenta, pues los videojuegos representan un gran negocio hoy en día, que puede compararse con el de las películas.

En sus orígenes, los videojuegos no contaban con demasiada memoria o una tecnología suficientemente poderosa para colocar un gran número de melodías o que la calidad del sonido fuera descomunal. En aquellos tiempos, los 8 o 16 bits debían ser suficientes, por lo que se ponía un gran esfuerzo en que las canciones no sólo fueran agradables, sino memorables. Hoy en día aún hay gente que ama la música de juegos de antaño como Mario Bros., Megaman o la emblemática música del juego Tetris.

Hoy en día, la tecnología le permite a los juegos contener una banda musical completa y de alta calidad, ya sea creada por reconocidos compositores, o incluso versiones de música clásica u otras canciones populares. Existen inclusive videojuegos con opciones tipo “radio” que permiten al jugador elegir los géneros de música que desean escuchar mientras juegan con canciones populares de diversos artistas.