James Cotton falleció a los 81 años

El legendario armonicista estadounidense James Cotton, uno de los grandes innovadores en el uso de la armónica en el blues y el rock and roll, murió a los 81 años de edad en la ciudad de Austin, Texas, en los Estados Unidos.

Nacido en el estado de Mississippi en 1935, Cotton es considerado como uno de los más grandes intérpretes de armónica en la historia del blues. Fue discípulo de Sonny Boy Williamson II, uno de los creadores del estilo moderno de armónica en el blues, quien fue una gran influencia en su estilo.

Después de tocar la batería durante un corto periodo de tiempo, Cotton comenzó su carrera profesional como armonicista tocando en la banda de Howlin’ Wolf a comienzos de la década de 1950. Hacia la mitad de la década realizó sus primeras grabaciones en solitario, en el mítico estudio Sun Records, donde tocó con artistas de la talla de Pat Hare o Muddy Waters, a cuya banda se unió como miembro permanente.

Durante los años sesenta, el creciente interés por el blues de la nueva generación de artistas de rock and roll hizo que la carrera de Cotton se disparara. Formó su propia banda, la Jimmy Cotton Blues Quartet, y en 1967 creó la James Cotton Blues Band, después de dejar de tocar para Muddy Waters.

Tocó junto a algunos de los más grandes artistas de rock de la época, como Janis Joplin y The Greatful Dead. Durante las décadas siguientes no dejó nunca de tocar en vivo y grabar. Incluso, mientras padeció un cáncer de garganta que le impidió cantar durante años, siguió tocando la armónica y saliendo de gira.

James Cotton ganó un premio Grammy en 1996 por su álbum “Deep in the Blues”, aunque ya había sido nominado varias veces. Su último disco se llamó “Cotton Mouth Man” y fue editado en 2013, cuando el músico contaba con casi 80 años de edad.